¿Por qué utilizar un sacaleches eléctrico?

Muchas madres dan el pecho y buscan un sacaleches, sobretodo porque están preocupadas por la cantidad de leche que toma su bebé. Y muchas veces viene dado por la comparación con otros bebés. Pero está claro que la lactancia materna debe ser demandada, cada vez que el bebé lo pida.

Al principio, no es esencial un sacaleches, sobretodo es importante cuando se vuelve al trabajo, y el mejor sacaleches generará reservas para el bebé.

La elección de un sacaleches dependerá de diferentes variedades, sobretodo del uso que le vayamos a dar:

  • Puede ser para un uso esporádico. Para ello mejor que sea una extracción manual.
  • Si son más ocasionales recomendamos un sacaleches manual que son fáciles de transportar, silenciosos, discretos y económicos.
  • Si es una extracción diaria merece la pena comprar un sacaleches eléctrico, ya que nos permitirá una mayor rapidez y comodidad.

Un buen sacaleches tiene que vaciar al completo el pecho y estimular la producción. Al principio es normal no sacar tanta leche pero poco a poco se irá acostumbrando a ello. La extracción es un proceso físico y psicológico, así que es necesario mantener las condiciones ambientales favorables.

¿Cómo usar un sacaleches?

Para cada caso se aconseja estas cosas, pero sobretodo para cuando no hay mucha producción:

  • Cada dos horas:
    • Un sacaleches en un pecho durante 5 minutos.
    • A los 5 minutos se para, y se pone en el otro pecho durante 5 minutos.
    • Una vez ha pasado el tiempo correspondiente se para y se repite lo mismo. 5 minutos con un pecho y 5 minutos con el otro.
    • Cuando hayan pasado 20 minutos se parará ya que seguir sería contraproducente.
    • A las dos horas se volverá a intentar y así se irán estimulando las glándulas mamarias.

Esto es sobretodo un consejo para las madres que tienen problema de producción, por ello es importante comprar un sacaleches eléctrico, ya que son tantas las veces que lo necesitará que es mejor que el propio motor haga su trabajo.