Bajar la tripa

La situación de la acumulación de grasas es compleja, se debe a muchos factores. Cuando estamos en invierno no solemos hacer mucho ejercicio digamos que esa temporada lo único que queremos es dormir, comer y ver muchas series y películas en la TV.

Cuando ha pasado el tiempo te das cuenta que tienes una barriga enorme que no te agrada y lo que quieres es desaparecerla.

Si este es el caso, no te preocupes, hoy te daremos algunas recomendaciones para ayudarte a bajar la tripa que tanto te molesta y que realmente no quieres lucir.
Mentalízate para los cambios.

Sabemos que tomar decisiones es difícil, sobre todo cuando se trata de cambiar o adquirir nuevos hábitos. Pero por algo estas aquí leyendo esto, ya lo has pensando, tú quieres un cambio en tu cuerpo, en tu salud, en tu vida. Así que debes estar consciente que si vas a tomar esta decisión, debes comprometerte, ser constante y hacer algunos sacrificios. Todo lo necesario por alcanzar tu meta.

Que comience el juego

Cambia tu actitud respecto al día a día, comienza por estar activo, contento y sonriente, nada de fatigas, nada de procrastinación, nada de “más tarde”, “mañana lo hago”. Todo lo harás cuando tengas que hacerlo, sin quejas, con sonrisas y buena actitud.

¡Ah! Otro detalle importante, debes beber mucha agua.

Metas claras

Lo mejor que debes tener en mente si estas pensado en cómo bajar la panza rápido es que te pautes metas reales, metas claras y posibles.

No más pago de gimnasio si no vas a asistir, no más dietas de pasar hambre, lo que debes hacer es comenzar rutinas que puedas mantener en el tiempo, solo así podrás ver resultados.

Busca refuerzos

Si tienes un amigo o familiar que te acompañe en esta nueva transición, será un proceso mucho más fácil, o al menos, más difícil de abandonar.

Los nuevas acciones tardan tres meses en volverse un hábito, así que si aguantas por tres meses luego de eso ya no querrás dejarlo, o sería más difícil que decidas dejarlo.

La compañía es buena para presionar y apoyar esos días que te sientas casado y quieras tirar todo por la borda (esos días estarán), pero debes estar preparado y consciente que tu amigo o compañero hará todo lo posible para que continúes. Escúchale y hazle caso.

Finalmente, ¡COMIENZA!

Búscate un plan de ejercicios para bajar la panza (recuerda, que sea real), deja el consumo de alcohol (o al menos disminuye la frecuencia), baja el consumo de carbohidratos, cámbiate a las carnes blancas, consume muchas frutas y verduras.

¡Ánimo, que sí se puede!

Fuente: https://bajarlapanza.net/